BORNHOLMER BRÜCKE

El Bornholmer Brücke o Böse Brücke es un puente de metal que une la Bornholmer Straße y la Osloer Straße y del que se dice qué es el lugar donde comenzó la caída del régimen de la RDA. El puente fue construido en el año 1916 y se llamó inicialmente Hindenburgbrücke. Fue casi íntegramente destruido durante la Segunda Guerra Mundial para ser restaurado a posterior. En 1948 se le cambió el nombre a Bösebrücke conmemorando de esta manera al combatiente de la resistencia alemana Wilhelm Böse. Con la construcción del muro, el trafico sobre el puente se vio interrumpido hasta que el 9 de noviembre de 1989, soldados de la RDA abriesen el trafico. Se trataba del primer punto fronterizo que permitía circular libremente y que de esta forma decidía la caída definitiva del muro de Berlín. Hoy en día se encuentra aquí el lugar conmemorativo Platz des 9. November 1989.

Dirección: Bornholmer Str