ALQUILER

En Alemania, los alquileres están clasificados según Kaltmiete o alquiler frío, que significa que no incluye servicios públicos, o Warmmiete o alquiler cálido, que tampoco necesariamente incluye todo lo básico. Otros enseres no son parte del contrato.

Una vez asegurada la situacion financiera será más facil  arrendarle directamente al propietario.

Para esto se deben mostrar:

  1. Comprobantes de ingresos
  2. Cheque de crédito llamado SCHUFA Auskunft
  3. Carta del ultimo propietario indicando que usted estaba al día con el pago del alquiler

Una vez teniendo el contrato de vivienda, hay que registrarse con las autoridades locales en el Einwohnermeldeamt local. El formulario del registro (Anmeldebestätigung) es necesario para casi todo en Berlín. Desde abrir una cuenta bancaria hasta hacerse socio en un gimnasio. Para registrarse hay que llevar el contrato de alquiler, el pasaporte y el certificado de matrimonio, si corresponde.

El registro debe ser efectuado durante los primeros 14 días tras firma de contrato. Cada vez que uno se mude, se deberá registrar la nueva dirección.

Para encontrar un alquiler se pueden utilizara la opciones virtuales que ofrecen las immobiliarias. Estas proporcionan ya de antemano datos básicos como precio, área, número de habitaciones etc.

Buscadores recomendados son:

Immobilienscout24.de

Más allá se recomienda igualmente contar con el respaldo necesario en caso de conflicto con el arrendador. Este respaldo los ofrecen los Mietervereine (Asociación de arrendatarios). Los costos son bajos y ofrecen protección incluso en caso de pleitos judiciales. Más información aquí

Anuncios